Últimos temas
» I can see right through all your empty lies. ▬ Privado.
Miér Feb 26, 2014 7:14 pm por Erhard H. Rosenskjöld

» Busco mi propio contexto :X (0/muchos)
Mar Feb 25, 2014 11:22 pm por Annike G. Bergman

» Tiempo al tiempo # Anni Bergman
Lun Feb 24, 2014 7:52 pm por Annike G. Bergman

» "Sueña y serás libre en espíritu, lucha y serás libre en vida" # Anni
Lun Feb 24, 2014 7:51 pm por Annike G. Bergman

» Registro de Quidditch.
Lun Feb 24, 2014 7:24 pm por Annike G. Bergman

» Registro de curso.
Lun Feb 24, 2014 7:21 pm por Annike G. Bergman

» Registro de pb.
Lun Feb 24, 2014 7:16 pm por Annike G. Bergman

» Annike Bergman
Lun Feb 24, 2014 5:37 pm por Purity

» Registro de cargos y empleos.
Lun Feb 24, 2014 3:52 am por Purity


Tranquilidad prohibida — Privado.

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Tranquilidad prohibida — Privado.

Mensaje por Edith D. Lindberg el Vie Feb 14, 2014 4:15 pm


tranquilidad prohibida
viernes ▬ después de comer ▬ con ansie
Sabía que no debería estar allí, pero no le importaba lo suficiente como para abandonar el aula. La sala común estaba repleta de alumnos, y Edith prefería la tranquilidad, tranquilidad que había encontrado, desde hacía años, en aquella aula vacía. Estaba sentada en la que había sido la silla del profesor, cerca de la ventana. En el escritorio de madera vieja dejaba reposar sus pies, y su atención se concentraba en el libro de tapas roídas que tenía entre las manos. Era un libro de la biblioteca, sobre dragones, y Edith se maravillaba ante los dibujos y las definiciones de las criaturas. Fue entonces, mientras leía sobre el Bola de fuego Chino, cuando el pomo de la puerta dio la vuelta, y la madera de esta comenzó a chirriar, haciendo que, más curiosa que alertada, Edith alzara la mirada hacia la puerta.

Asomó una figura, y Edith pensó que podría ser un profesor. No le preocupaba, pues seguiría acudiendo al aula a sumirse en la tranquilidad, sin embargo, fue un rostro conocido el que se adentró, y Edith lo miró con incredulidad, incluso un atisbo de sonrisa divertida en los labios. — Venir aquí está prohibido, Ansie. —le recordó, aquello no era propio en él, para nada. Por alguna razón, se sentía cohibida, como si alguien hubiera descubierto su escondite secreto, pero aquella aula no le pertenecía, así que no podía rechistar. Volvió a posar su mirada en las líneas del libro, aunque ya no leía nada, estaba pendiente de los movimientos del muchacho.
©BAD BLOOD
avatar
Edith D. Lindberg
Jordsson + grund
Jordsson + grund

Mensajes : 16 Galeones : 32

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.