Últimos temas
» I can see right through all your empty lies. ▬ Privado.
Miér Feb 26, 2014 7:14 pm por Erhard H. Rosenskjöld

» Busco mi propio contexto :X (0/muchos)
Mar Feb 25, 2014 11:22 pm por Annike G. Bergman

» Tiempo al tiempo # Anni Bergman
Lun Feb 24, 2014 7:52 pm por Annike G. Bergman

» "Sueña y serás libre en espíritu, lucha y serás libre en vida" # Anni
Lun Feb 24, 2014 7:51 pm por Annike G. Bergman

» Registro de Quidditch.
Lun Feb 24, 2014 7:24 pm por Annike G. Bergman

» Registro de curso.
Lun Feb 24, 2014 7:21 pm por Annike G. Bergman

» Registro de pb.
Lun Feb 24, 2014 7:16 pm por Annike G. Bergman

» Annike Bergman
Lun Feb 24, 2014 5:37 pm por Purity

» Registro de cargos y empleos.
Lun Feb 24, 2014 3:52 am por Purity


Where the bloody hell is my damn augurey? ▬ Privado.

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Where the bloody hell is my damn augurey? ▬ Privado.

Mensaje por Edvardt K. Tranströmer el Sáb Feb 15, 2014 3:10 am


Where the bloody hell is it?
Enero 05 ▬ Mediodía ▬ Kovač
¡Ay de mí!, mi memoria
No quiere dejarme
Y en ella, la vida comienza
Cada una con su propio dolor,
Cada una con su propio morir,
Con su propia turbación.
Czesław Miłosz.

Departamento de Desmemorización. Anunció una voz femenina, en una nota plateada similar a la del viento, cuando el ascensor dorado escalara hasta el nivel en el cual el varón de ademanes veloces hubo descendido. La oficina de los desmemorizadores constituía en una gran estancia de paredes de los matices del invierno, salpicada de varios cubículos de la escala de grises, y a esas horas, abismalmente silenciosa. La vieja alfombra que tapizara el recinto parecía haber sido víctima del encantamiento muffliato, de tal forma que la fricción de las pisadas no bosquejara perturbación alguna, elemento que no ayudaba a refutar la impresión a silencio de muerte que abrazaba aquel departamento del Consulado. Por un instante, el noble se planteó seriamente la posibilidad de que todos sus funcionarios hubieren huido; tal y como su augurey lo hiciera hace ya dos meses para entonces.

¿En qué agujero se ha metido todo mundo? — Formuló, esperando a que alguna voz foránea le devolviera sus pensamientos, pero nada hubo ocurrido. Poco después recordó que se trataba de la hora del almuerzo, junto con el discernimiento de que no había caído en ello hasta entonces, debido a que no despertaba en él la más mínima veta de interés. Se adentró a tales desolados territorios, al tiempo que buscaba alguna otra presencia a la que despotricar en órdenes. —Svetlana.— Llamó cuando lograra diferenciar la silueta de la fémina a través del rabillo del ojo, aguardó a cruzar el umbral de su despacho, ubicado al final del pasillo, para así volver a pronunciarse, suponiendo que la becada había acudido cuando verbalizare su nombre de pila. —¿Y mi vaso de hidromiel?— La ausencia del néctar fue lo primero que diferenció, buscándolo instintivamente sobre el mueble de negro ébano que era su escritorio, ora volteaba, aun sin dignarse a tomar asiento, de tal forma que fuere capaz de vigilar a la Eldesson.—¿Tú sabes de dónde ha salido eso de almorzar? ¿Desde cuándo mis funcionarios almuerzan?
©BAD BLOOD


Última edición por Edvardt K. Tranströmer el Jue Feb 20, 2014 4:31 am, editado 1 vez
avatar
Edvardt K. Tranströmer
Jefe Dto + Consulado
Jefe Dto + Consulado

Mensajes : 26 Galeones : 51

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Where the bloody hell is my damn augurey? ▬ Privado.

Mensaje por I. Svetlana Kovač el Sáb Feb 15, 2014 4:09 am


Why is always me?
ENERO 05 ▬ MEDIODÍA ▬ TRANSTRÖMER
Se encontraba ni más ni menos que en Colsulado sueco. Hacía relativamente poco tiempo que su aplicación en el Departamento de Desmemorizadores había sido aceptada para realizar las prácticas de becaria que le correspondía a su curso. En aquellos momentos el corredor correspondiente a su departamento se hallaba prácticamente desértico: todo el mundo había desaparecido en un abrir y cerrar de ojos aunque, honestamente, no le sorprendía en lo más mínimo; por lo general, la gente del departamento tenía una tendencia natural a huir tan rápido como le fuera posible, a una velocidad que igualaba a la misma Snitch Dorada.

La razón por la que huían era simple. Una simple voz que no hacía más cosa que despotricar era algo que consideraba realmente irritante y molesto. Pero aún así, lo soportaba. No sabía cómo, pero lo hacía. En efecto, la voz de su jefe sonó detrás de su espalda mientras terminaba de arreglar un gabinete con papeles, y farfulló  apenas audible una palabrota cuando le escuchó decir su nombre. – Joder. – soltó sin poder evitarlo, aunque más bien para sí misma. Volteó instantáneamente y forzó una sonrisa. - ¿Sí? – preguntó la muchacha alzando una ceja mientras observaba el escritorio de su jefe. Evidentemente, el hidromiel no estaba allí. Hizo una mueca casi sin poder evitarlo. Claramente tenía sentido que todo el mundo desapareciera, indistintamente que fuera hora de comer. – Uhm… no sabría decirle, señor. ¿Puede que haya desaparecido accidentalmente? – ironizó la joven sin poder evitarlo: “O bien puede que perfectamente me haya olvidado de traerle el hidromiel…”, pensó. Esa posibilidad era perfectamente posible, considerando que no hacía menos de cinco minutos que se había quedado sola, y que posiblemente él le hubiera pedido el néctar antes de dejar la planta. – Supongo que puedo traerle otro… - masculló antes de que él le dijera algo. ¿Por qué siempre le tocaba a ella los aburridos “trabajos domésticos”? joder, realmente los odiaba y sin duda, la hacían sentir sumamente irritable.

Miró al hombre con expresión incierta al no saber si responderle lo que ella pensaba o lo que él quería escuchar. Suspiró, resignada, y la espontaneidad ganó el curso. – a menos que considere que sus funcionarios se vuelvan caníbales, señor, creo que es una necesidad fisiológica natural de las personas… por raro que le parezca. – sonrió casi sin poder evitarlo mientras intentaba imaginarse la secuencia de los hombres comiéndose a sí mismos: bastante desagradable, sí. Y bastante figurativo, también. – Y... ya que estamos, creo que también usted debería de haber ido a almorzar… - sugirió rogando por amor a Merlín que no se le ocurriese mandarla a buscar comida, porque si no iba a soltar otra palabrota, y esa vez mucho más fuerte.

©BAD BLOOD
avatar
I. Svetlana Kovač
Eldesson + medium
Eldesson + medium

Mensajes : 12 Galeones : 25

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Where the bloody hell is my damn augurey? ▬ Privado.

Mensaje por Edvardt K. Tranströmer el Sáb Feb 15, 2014 5:20 am


Where the bloody hell is it?
Enero 05 ▬ Mediodía ▬ Kovač
El segundo elemento en el que su atención se había visto enfocada, una vez habiendo atravesado el umbral, fue en un sobre sellado con el emblema del Consulado, dispuesto visiblemente y con especial meticulosidad sobre una de esas pilas de documentos que ocupaban la mayor parte de su escritorio, de manera tal que uno cayera en su presencia nada más volver. Con delicadeza, casi temeroso a derrumbar la montaña de papel, cogió el sobre y lo analizó detenidamente a priori de dignarse a revelar sus letras; antes, sin embargo, distraído por la insolencia de la niña se interrumpió a sí mismo, la gente rara vez se atrevía a devolverle el matiz con el que él se pronunciaba. —No, eso no es posible. Ya hemos cogido al ladrón de hidromiel.— A posteriori, se hubo limitado a poco más que asentir ante la sugerencia de volver con otro vaso, al tiempo que jugueteaba con el sobre aquel, cambiándolo de mano, ora a su diestra, ora a su zurda.  Por un lapsus tiempo que hubo estado constituido por algo así como tres minutos, reflexionó sobre el planteamiento de arrugarlo y deshacerse de él sin antes develar su mensaje.

¿Necesidad fisiológica natural?— Repitió, incrédulo, como quien diferencia de una mentira dibujada sobre la marcha. —Mis desmemorizadores no tienen de eso.— Nada más faltaba le afirmaren que también tenían sentimientos y remilgos de aquellas índoles. Y es que se había convencido a sí mismo de que, los hombres bajo su mando, eran nombres o expedientes, acaso voces que se alzaban y caían aleatoriamente. Las voces no requieren más que notas. —Ya almorcé.— Aseguró, escueto, obviando la frase tras cual se hallaba la pregunta de por qué la Eldesson no había ido a almorzar, a causa de algo que se llamaba desinterés. Finalmente, hubo tomado asiento nada más para abrir uno de los cajones del mueble, con la intención de asir un abrecartas, liberando así el mensaje del sobre gracias al filo de la pequeña daga; algo en su mirar denotó lo descontento que estaba con las letras allí garabateadas. —Dile al Consejero Consular que no tengo tiempo para amaneraciones protocolarias tales.— Sentenció al tiempo que sostenía la carta al nivel de su rostro, dejando en manifiesto la intención de la nota. Acababa de salir de una reunión y se le pretendía requerir en otra.
©BAD BLOOD
avatar
Edvardt K. Tranströmer
Jefe Dto + Consulado
Jefe Dto + Consulado

Mensajes : 26 Galeones : 51

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Where the bloody hell is my damn augurey? ▬ Privado.

Mensaje por Contenido patrocinado


Contenido patrocinado


Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.